¿Qué cortinas combinan con paredes blancas?

Elegir unas cortinas del color más adecuado para tu decoración no siempre es sencillo. ¿Qué color de cortinas necesito para paredes blancas? ¿Cómo puedo combinar los colores de las cortinas con las paredes para que quede bien?

En este artículo te daremos algunos trucos de decoración para combinar cortinas. Siguiendo estos consejos lograrás que tus estores o cortinas en el salón o el dormitorio guarden la armonía con el resto de tonalidades de la habitación.

Cortinas para paredes blancas: ¿cómo elegir las mejores para ti?

La gran ventaja de las paredes de color blanco es que son muy versátiles. Se pueden combinar con muchos colores. 

Es cuando las paredes son de un color concreto, ya sea en tonos azules, rojos, verdes, grises o amarillos, cuando debemos preocuparnos más. Aquí las cortinas de color blanco serían el comodín perfecto para no equivocarse. Pero cuando las paredes son de color blanco vas a tener menos problemas. 

Lo que sí que deberías mirar es cómo es el resto de la decoración, más allá de que las paredes sean blancas. Si hay algún color predominante (verdes, naranjas, azules…), ese debería ser el color de tus cortinas. 

¿Cómo elegir el color de las cortinas? Éstas son algunas formas de combinar tus paredes blancas con cortinas o estores.

  1. Paredes blancas con estores blancos screen

Si tanto tus paredes como tus estores van a ser blancos, lo ideal es que elijas estores con tejido screen, que le den un poco de transparencia. Es mucho mejor a que los estores sean completamente opacos, ya que de esta forma tu salón o dormitorio no será totalmente blanco cuando tengas el estor bajado. 

Los estores blancos con paredes blancas van bien con decoraciones de estilo nórdico y estancias minimalistas. Modelos como el estor screen blanco Ibiza pueden ser muy recomendables en caso de que lo quieras así.

  1. Paredes blancas con cortinas convencionales blancas

Una alternativa a la opción anterior es que utilices cortinas blancas convencionales. Lo ideal es que sean semitranslúcidas para dejar pasar un poco de luz y no sean completamente blancas. Modelos como la cortina Wark de confección, de poliéster y lino, van muy bien para este tipo de decoraciones donde el blanco es el protagonista.

  1. Cortinas de color intenso con pared blanca

Otra de las posibilidades es que tengas un salón o dormitorio donde hay un color protagonista. Por ejemplo, el rojo, el verde o el naranja. Es una tonalidad que está presente en diferentes texturas, por ejemplo en el tapizado de los sofás, en los cojines o en la funda nórdica que utilices.

En estos casos, lo que se busca es que las cortinas tengan contraste con el blanco de las paredes y de otros elementos. Modelos como las cortinas March te permiten elegir entre múltiples colores, también en tonalidades rojas, beige y anaranjadas. Lo ideal es que elijas un tono que se ajuste lo máximo posible a ese tono predominante.

  1. Estores y cortinas de tonos oscuros

Hay estancias donde predominan los colores grises o blanco y negro. Éstas suelen ser las decoraciones modernas de carácter más elegante y con contrastes muy pronunciados. 

En este caso, puedes utilizar tanto cortinas y estores en color blanco liso semitranslúcido como en tonalidades grises.

  1. Cortinas o estores con estampados

Por último, cabe destacar que quienes quieran que la decoración de su dormitorio o salón tenga un toque alegre y distendido, puede optar por las cortinas con estampados. 

Es una forma de que nuestra estancia tenga un aire algo más hogareño, y que va muy bien en aquellos salones, cocinas o dormitorios con decoración de estilo primaveral. Aquí tienes algunos estores plegables con estampados que te van a encantar.

Comentarios

Deje su comentario

Arriba